1.1.- DEFINICIONES CORTAS

  • El enfoque de competencias dice que el conocimiento como acumulación de saber no es significativo, su valor radica en el uso que se hace del mismo, por tanto, las escuelas deben replantear los programas educativos desde el desarrollo de competencias y de su aplicación a situaciones de la vida real.
  • Las competencias son acciones eficaces frente a situaciones y problemas de distinto tipo, que obligan a utilizar los recursos de que se dispone.
  • El termino competencia hace hincapié en el hecho que el saber debe ser aplicable, que el conocimiento cobra sentido cuando el que lo posee es capaz de utilizarlo.
  • La enseñanza de competencias es ayudar a la capacidad de transferir unos aprendizajes, que se han realizados en el ámbito escolar, a situaciones cercanas a la realidad.
  • La competencia se define como la respuesta eficiente ante una situación real. El aprendizaje de una competencia implica siempre un aprendizaje para actuar.

1.2.- PARA SABER MÁS

Según mi opinión como profesor de FP, el enfoque de competencias tiene múltiples y diferentes descripciones que en general crean más confusión que claridad para los profesionales de la educación que tienen que poner en práctica estas visiones conceptuales. Existe cierta indefinición acerca de las competencias, debido al aspecto polisemico de la palabra, y por lo tanto no existe una definición única y aceptada de manera general.

En el ámbito educativo el concepto de competencia se presenta como una red conceptual amplia, que en la práctica quiere llegar a una formación integral de los alumnos, a través de un aprendizaje significativo en diversas áreas: cognoscitiva (saber), psicomotora (saber hacer, aptitudes), afectiva (saber ser, actitudes y valores).

Aprender y poner en practica las competencias requiere un cambio de enfoques centrados en la enseñanza a enfoques centrado en el aprendizaje, en donde el estudiante participe en su construcción de significados y de esta manera entiende y da sentido a las actividades de aprendizaje.

Conclusión: Las competencias adquiridas se muestran en la práctica, pero se pueden aprender con la ayuda de situaciones de la vida real o de simulaciones y que implican la resolución de problemas, el trabajo en equipo y la reflexión sobre el propio proceso de aprendizaje.

Eso es más o menos la teoría, la cual siempre suena bastante bien.

1.3.- PROBLEMAS PRÁCTICOS

Ahora en cuando a la practica real en las aulas de los centros educativos. La puesta en práctica falla bastantes veces por que no se prepara suficientemente a los profesores (y alumnos) de los cambios que el enfoque de competencias conlleva consigo. Una cosa son los conceptos y el currículo sobre papel y otra cosa es la metodología o el proceso de enseñanza-aprendizaje, los cuales tienen que transformar una visión teórica en una practica real de todos los días con resultados visibles y medibles.

Como ni el enfoque de competencias, ni los cambios en la practica docente están claros, y por tanto encuentran poco terreno para su aplicación material, lo más normal es que se hace lo mismo que se viene haciendo y se cometen los mismos errores, para decir finalmente que el enfoque de competencias no vale para nada.

1.4.- COMPETENCIAS BÁSICAS EN EDUCACIÓN

La LEY ORGÁNICA 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. (LOE – enlace: http://www.boe.es/boe/dias/2006/05/04/pdfs/A17158-17207.pdf) incluye el concepto de las "competencias básicas", las cuales no se definen en dicha ley, si no en el Real Decreto 1631/2006, de 29 de diciembre, publicado en el BOE del 5 de enero de 2007 (enlace: http://www.boe.es/boe/dias/2007/01/05/pdfs/A00677-00773.pdf ).

Según este Real Decreto:

La incorporación de competencias básicas al currículo permite poner el acento en aquellos aprendizajes que se consideran imprescindibles, desde un planteamiento integrador y orientado a la aplicación de los saberes adquiridos. De ahí su carácter básico. Son aquellas competencias que debe haber desarrollado un joven o una joven al finalizar la enseñanza obligatoria para poder lograr su realización personal, ejercer la ciudadanía activa, incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida.

Comentario:

Enseñar las competencias básicas significa una completa reformulación de los métodos de enseñanza. Del "saber" al "saber hacer", de "aprender" a "aprender a aprender". La meta de la educación es, una vez cumplida la etapa de escolarización obligatoria, que los jóvenes hayan alcanzado una serie de competencias que les facilitan la incorporación a la vida adulta y al mercado laboral en la sociedad actual.

La introducción de las competencias en la educación regulada conlleva consigo una reorientación de los métodos de enseñanza – aprendizaje. De los métodos magistrales para la pura adquisición de conocimientos en el pasado, a los métodos actuales que tienen que ser participativos y facilitar el desarrollo de destrezas y habilidades que resulten útiles para los jóvenes a la hora de desenvolverse de manera autónoma en la vida diaria. Lo que significa que además de "saber" los alumnos deben saber aplicar los conocimientos en un contexto real, a utilizarlos en situaciones cotidianas con éxito.

Las competencias básicas del Real decreto:

“En el marco de la propuesta realizada por la Unión Europea, y de acuerdo con las consideraciones que se acaban de exponer, se han identificado ocho competencias básicas:

1. Competencia en comunicación lingüística.

2. Competencia matemática.

3. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico.

4. Tratamiento de la información y competencia digital.

5. Competencia social y ciudadana.

6. Competencia cultural y artística.

7. Competencia para aprender a aprender.

8. Autonomía e iniciativa personal.”

Comentario:

En el Anexo del Real Decreto se recogen la descripción, finalidad y aspectos distintivos de estas competencias y se describe el nivel considerado básico que debe alcanzar cada alumno al finalizar la educación secundaria obligatoria (ESO). En total son 97 páginas del BOE. El enlace se encuentra arriba. ¡Les deseo una agradable lectura para los valientes que se atreven a leerlo todo!

1.5.- COMPETENCIAS EN EL MUNDO LABORAL

Hoy en día las empresa crecen por que se fundamentan en las aportaciones de sus trabajadores, y lo que cuenta son los resultados de estas aportaciones y las prescripciones cuidadosas de tareas de antaño se vuelven contraproductivas.

Lograr resultados es un desafío mayor a ejecutar tareas, y por tanto los trabajadores competentes deben movilizar sus conocimientos, habilidades, destrezas, experiencias anteriores y comprensión del proceso en el que se hallan inmersos. Ahora la formación y el reconocimiento de los saberes de los trabajadores adquieren un valor que se muestra en la práctica laboral. Una empresa competitiva se compone de trabajadores competentes, que aprenden y desaprenden en y través de su quehacer profesional.

1.6.- ALGUNAS DEFINICIONES DE COMPETENCIAS PROFESIONALES

..posee competencia profesional quien dispone de los conocimientos, destrezas aptitudes necesarios para ejercer una profesión, puede resolver los problemas profesionales de una forma autónoma y flexible, y está capacitado para colaborar en su entorno profesional y en la organización del trabajo.” Bunk. G. P. La transmisión de las competencias en la formación y perfeccionamiento de profesionales en la RFA, Cedefop. 1994.

La competencia es una capacidad laboral, medible, necesaria para realizar un trabajo eficazmente, es decir, para producir los resultados deseados por la organización. Está conformada por conocimientos, habilidades, destrezas y comportamientos que los trabajadores deben demostrar para que la organización alcance sus metas y objetivos”. … “son capacidades humanas, susceptibles de ser medidas, que se necesitan para satisfacer con eficacia los niveles de rendimiento exigidos en el trabajo”. Marelli. Anne. Introducción al análisis y desarrollo de modelos de competencia. Documento de trabajo fotocopiado, 1999.

La competencia es la capacidad productiva de un individuo que se define y mide en términos de desempeño en un determinado contexto laboral, y no solamente de conocimientos, habilidades o destrezas en abstracto; es decir, la competencia es la integración entre el saber, el saber hacer y el saber ser”. Ibarra, Agustín. Formación de Recursos Humanos y Competencia Laboral, Boletín Cinterfor/ OIT No. 149, Montevideo, 2000.

Según diferentes autores y textos, existen diversas clasificaciones de competencias. Mencionamos aquí dos clasificaciones:

  • Mertens: Competencias básicas, genéricas y específicas.
  • Bunk: Competencias técnicas, metodológicas, participativas y sociales.

La puesta en práctica de todo los tipos de competencias en una situación real ocasionan el desempeño competente.